En la actualidad sabemos que si vamos a comprar un tinaco para nuestro hogar o definitivamente ya no pensamos en el de asbesto ya que han pasado de moda y están descontinuados; En el tema de la sustitución, es importante saber las diferencias entre un tinaco de plástico y uno de asbesto para tomar la mejor decisión.

Los tinacos de asbesto necesitan mantenimiento y limpieza muy regular ya que con facilidad el agua puede contaminarse. Son tóxicos y pueden llegar a provocar enfermedades como cáncer pulmonar o abdominal debido a que el material tiene un efecto cancerígeno. Son equipos muy pesados, que se cuartean y desgastan con los cambios de temperatura y el calor, además absorben mucha humedad.

Precisamente por estas razones los tinacos actualmente son fabricados de polietileno de alta densidad lo que no sólo los hace ligeros, también son ideales para mantener limpia el agua. entre sus cualidades más destacables están:

  • Ligeros y herméticos.
  • Fácil de transportar, instalar y no requieren mantenimiento.
  • No generan olor ni sabor.
  • No son tóxicos.
  • Tienen capa interior antibacterial que elimina la reproducción de bacterias.
  • Cuentan con protección UV.

Los tinacos de plástico (polietileno) son fabricados con materia prima 100% virgen en una sola pieza, lo que los hace mucho más resistentes, lo que impide que se agrieten y tengan fugas.

Además, cuentan con accesorios para su funcionamiento ideal, lo que favorece mantener su limpieza y la calidad del agua que se deposita.

Contacta a nuestros asesores para consultar más sobre las grandes ventajas de cambiar tu viejo tinaco de asbesto por un moderno tanque de plástico, aprovechando los accesibles costos que solo Agua-Clean Lavado y Desinfección de Tinacos y Cisternas, puede garantizar.